Proyecto arqueológico

La cuenca del lago Titicaca, compartida entre Perú y Bolivia, es un territorio de altura: las aguas del lago se encuentran a 3.810 metros sobre el nivel del mar y cubren un área de más de 8.560 km2. Esta vasta extensión de agua no fue una limitación: por el contrario, contribuyó al desarrollo de una docena de civilizaciones. Ha promovido la ocupación de sus costas e islas generando un ecosistema por derecho propio dentro de un territorio semiárido, y ha ofrecido al hombre muchas "oportunidades materiales" favorables a la ocupación humana. El lago ha desempeñado un papel importante en la formación y difusión de las características religiosas, políticas y económicas que caracterizan la identidad actual de las poblaciones lacustres.

En el marco del Proyecto del Lago, financiado por la Cooperación Belga y ejecutado por la CTB-Enabel "la identificación e inventario del patrimonio cultural subacuático y costero de la cuenca del lago" constituye una de las principales actividades. En efecto, para estudiar, valorizar y proteger este patrimonio poco conocido, la primera tarea del arqueólogo es hacer un inventario y un peritaje del mismo. Este objetivo se está logrando a través de diversas acciones conjuntas:

  • R.1.2. Proyecto de cartografía y prospección arqueológica Subacuática (ULB)
  • R.1.3. Proyecto de prospección arqueológica costera (CTB)
  • R.1.4. Proyecto de sondeos de excavación arqueológica subacuática (ULB)
  • R.1.1. Creación de una escuela de arqueología subacuática (ULB)
  • R.1.5. Creación de un Centro de Gestión del Patrimonio Cultural de los Lagos (CTB)

Estas acciones no sólo permitirán caracterizar y cartografiar este patrimonio, sino también formar a los actores nacionales que desempeñarán un papel clave en el futuro "Centro regional de gestión del patrimonio " que constituirá uno de los resultados del Proyecto del Lago.